Sin categoría

Café

Me gusta como me pintas toda la garganta por dentro de negro, de un negro oscuro y denso que ensombrece todos los tubos rizados que andan conmigo.

Me gusta temblar antes de paladearte, como un heroinómano a la heroína, como un zoofílico con una chiva, como la mosca con la mierda..

A veces pienso que si fuera posible esnifarte, la telita que divide los dos oyos de la protuberancia que le decimos nariz, ya no la tuviera, con el claro objetivo de que las rayas que prepare puedan encajar completas en un oyo más grande. Igual ya hay supositorios henchidos del delicioso polvillo negro, pero ya me daría miedo, miedo de que me guste..

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s